La boda de Sara & Pablo con Montesqueiro Catering en Pazo Libunca: ¡EL AMOR EN TIEMPOS DE COVID! - Montesqueiro
690 Vistas

Sara y Pablo decidieron no aplazar su boda por la pandemia y pudieron celebrar su gran día el pasado septiembre, bajo un riguroso protocolo de seguridad e higiene de Montesqueiro Catering y Pazo Libunca.

El proceso fue un camino intenso y de incertidumbre para ellos, pero finalmente pudieron darse el “sí quiero”. ¿El resultado? La boda que esperaban.

Montesqueiro Catering se ocupó, de principio a fin, de toda la organización en un pazo del siglo XX rehabilitado con un estilo modernista y situado en Narón. ¡Él es Pazo Libunca!

En sus instalaciones, nos encontramos con unos jardines al aire libre en los que se pueden celebrar ceremonias civiles. Además, tiene una preciosa carpa en madera y cristal, que cuando anochece aún es más bonita gracias a su encanto y toda la iluminación.

Con respecto a la decoración, ofrecemos diferentes posibilidades de mantelerías y pequeños detalles para que cada rincón se vista totalmente al gusto de los protagonistas.

En cuanto al menú, en Montesqueiro Catering trabajamos en equipo con los novios para que el resultado sea un banquete exquisito. Asimismo, en Pazo Libunca contamos con unas instalaciones de cocina propia, la cual nos facilita todo el trabajo gastronómico que realizamos.

Para total comodidad de los novios, el pazo cuenta con un alojamiento de 14 habitaciones, 13 de ellas dobles y 1 en suite. Por lo tanto, tiene la posibilidad de realizar allí las fotos de los preparativos, guardar pertenencias y lo mejor de todo, descansar tras un largo y emocionante día.

Y no solo con esto, en Grupo Montesqueiro somos dog friendly. Por lo tanto, tus mascotas podrán asistir al evento que organices con nosotros. ¡Será una invitada más!

Pero lo mejor es que Sara & Pablo nos cuenten como fue su gran día. ¡Sigue leyendo!

¿Cómo conocisteis Grupo Montesqueiro?

Fue en nuestra segunda visita a Pazo Libunca cuando conocimos a Grupo Montesqueiro. Teníamos claro que el lugar nos encantaba, pero todavía estabais cerrando vuestra colaboración con el pazo y fue durante esta segunda visita, en la que Álvaro, del propio Pazo, nos indicó que seríais vosotros quienes llevaríais el Pazo a partir de ese momento. Nos indicó que os pondríais en contacto con nosotros para conocernos y nos pusimos a investigar en redes sociales sobre vosotros… ¡Lo que no imaginábamos es que nos llamaríais en menos de 20 min!

¿En qué momento decidisteis que celebraríais vuestro gran día con nosotros?

Os conocimos un sábado y concertamos una cita esa misma semana. Como os comentamos, nos encantaba el lugar; pero en cuanto descubrimos un poco más sobre Montesqueiro y tras la reunión mantenida con Pedro, responsable de eventos de Grupo Montesqueiro, lo tuvimos claro. Tenía que ser Libunca y tenía que ser de vuestra mano.

¿Qué aspectos eran esenciales para vosotros a la hora de elegir el lugar de la celebración?

Buscábamos un sitio bonito, moderno y que pudiésemos adaptar a nuestro gusto.

¿Qué os transmitió Pazo Libunca?

En nuestra primera visita, el Pazo estaba en plena reforma y nos explicaron qué ideas tenían para sus espacios. Pero, como todos sabemos, las cosas sin verlas… Sin embargo, la segunda fue un par de semanas después y ver tantos cambios en tan poco tiempo nos transmitió mucho compromiso y muchas ganas, que eran cosas que nosotros también teníamos.

 ¿Teníais claro qué tipo de menú queríais antes de entrevistaros con el equipo de Montesqueiro?

Teníamos claro que queríamos algo de ese estilo, un aperitivo más amplio y variado, seguido de una comida más corta y dinámica, para evitar estar sentados a la mesa durante horas y que nuestros invitados disfrutasen más de la boda. Así que en cuanto Pedro nos explicó la propuesta de Montesqueiro, nos encantó.

¿Cómo fue el proceso con el equipo de cocina para la elección del menú? ¿La degustación os ayudó a definirlo?

En la mayoría de sitios que conocíamos, primero tienes que elegir un menú y después probar ese menú; por lo que una de las cosas que más nos gustó del proceso de elección, fue la posibilidad de probar diferentes aperitivos y platos en la prueba para hacer una selección posterior a ésta y no previa.

En cuanto a la degustación, fue clave para la elección final. El poder disfrutar del plato y ver cómo sería el emplatado para el día de la boda, nos ayudó mucho a definir nuestro menú.

¿Qué destacaríais del menú?

Sin duda, la calidad del producto.

¿Qué fue lo que más gustó a los invitados?

Destacaron mucho la calidad del producto y también la variedad, sobretodo del aperitivo.

¿Os sentisteis arropados y tranquilos con el trabajo de nuestro equipo?

Sí, desde el primer momento. Pendientes de todo detalle y, lo más importante, apoyándonos siempre y pendientes de nosotros, que dadas las circunstancias se agradece muchísimo. Además, al realizar el trabajo con tanto mimo y preocupados también por los detalles, todo el equipo nos transmitió mucha tranquilidad.

¿La decoración la teníais clara o fue clave la ayuda de este equipo?

Ambas cosas. Teníamos una idea más o menos clara de lo que queríamos, pero con unas cuantas pinceladas más del equipo y de Magnolia Concept, terminamos de diseñar cómo sería la decoración de nuestra boda. Pero, sin duda, tenemos que destacar por parte de Montesqueiro el trabajo realizado en la iluminación de la carpa, nos quedamos fascinados.

En un momento tan complicado por el que estamos pasando por culpa del Covid-19, ¿cómo habéis afrontado vuestra boda?

Con muchos miedos y mucha incertidumbre, incluso los días previos. Pero, en nuestra opinión, en caso de aplazar, creíamos que tampoco podría ser una boda tal y como la conocíamos hasta ahora, por lo que decidimos seguir adelante. Aunque, posiblemente, que continuáramos adelante fue en gran parte gracias a Montesqueiro, que nos apoyó y nos dio flexibilidad siempre.

¿Qué os parece el protocolo de seguridad e higiene ante el Covid-19 de Grupo Montesqueiro?

El protocolo nos pareció que estaba correcto. Dispensadores de gel hidroalcohólico en diferentes puntos del recinto, personal siempre con mascarilla y una persona del equipo dedicada única y exclusivamente a la desinfección e higiene de los baños, etc. Y lo más importante, protocolo muy adaptado a la situación para que, cumpliendo con la normativa vigente, fuese una boda celebrada con la mayor normalidad posible.

¿Cuál es vuestro mejor recuerdo del día de la boda?

Coincidimos en que nuestro mejor recuerdo es la apertura del baile y la posterior celebración. Después de todos los miedos pasados durante el confinamiento con la planificación de nuestra boda e incluso la incertidumbre que vivimos los días previos a la misma, éste fue el momento en el que conseguimos desconectar al 100% y disfrutar de nuestro día. Además, ver que los invitados lo disfrutaban incluso más que nosotros, hizo de este momento un recuerdo muy especial.

¿Cuál fue el comentario más repetido entre vuestros invitados?

Dos de los comentarios que más nos hicieron fueron: por un lado, la espectacularidad del aperitivo junto con la calidad de la comida; y, por otro, la atención del servicio, pendientes en todo momento, destacando la labor de Jose, el maître.

Desde Montesqueiro Catering estamos muy agradecidos a Sara & Pablo, y a todos sus invitados, por el día que vivimos en Pazo Libunca. ¡Os deseamos todo el amor del mundo!

Y tú, si te casas próximamente y quieres celebrar tu boda con Grupo Montesqueiro, puedes concretar una cita con nosotros llamando al 981 90 44 55 o escribiéndonos un mail a eventos@montesqueiro.com. ¡Estaremos encantados de atenderte!