Nuestra bodega - Montesqueiro
584 Vistas

Cada evento es diferente y requiere de una bodega específica, nuestro trabajo es adaptamos a los gustos y necesidades de nuestros clientes, logrando que cada ocasión esté marinada y acompañada por la mejor bodega posible.

Somos conscientes de que cada evento es diferente, tanto por sus protagonistas o anfitriones, como por sus invitados. Por lo tanto no podemos atender cada demanda con la misma respuesta. Por ello para elegir la bodega de cada uno se tienen en cuenta el criterio y necesidades que cada cliente, atendiendo a requisitos como:

  •  Variedad de uva: albariño, godello, mencía…
  •  Denominación de Origen: Ribeiro, Rioja, Ribera del Duero, Monterrei, Champagne…
  • Sin olvidar las elaboraciones: crianza, roble, lías, maceración carbónica…

Con los datos que nos aportan, en las reuniones  con el cliente o el día de la prueba, en el caso de las bodas,  podemos ofrecer aquella referencia o referencias  que encajen en su perfil y alguna que otra alternativa a tener también en cuenta en función de otros criterios como son: el menú elegido, la temática del evento, la estación del año, el horario en el que se celebre…

En caso de no disponer de ninguna preferencia, trabajamos con referencias que si bien su perfil destaca por ser cómodo, en la práctica demuestran agradar a la gran mayoría de los más de 200 comensales que nos podemos encontrar en la ocasión. El factor número es de suma importancia y se debe tener en cuenta en una acción de esta naturaleza, ya que lo que a uno le agrada otro puede no tolerarlo, por lo que en eventos con un gran número de invitados, lo aconsejable es optar por una fórmula que garantice el éxito.

 

Además de seleccionar cuidadosamente la bodega de cada uno de nuestros eventos, en Finca Montesqueiro es muy importante tanto el cuidado de las copas, como el servicio de los vinos durante el cóctel y el banquete. Las botellas son transportadas en jaulas por los camareros, agilizando su servicio y evitando que se calienten más de lo necesario. Estas jaulas han sido diseñadas para nosotros, por lo que están totalmente personalizadas y en perfecta armonía con toda la decoración de la finca. No solo es importante el transporte y servicio de los vinos, los aguardientes y licores de la sobremesa también son manipulados con sumo cuidado,  servidos en su correcta temperatura en cataorujos refrigerados.