1.678 Vistas

En nuestro afán por hacer las cosas lo mejor que sabemos y por rodearnos de los mejores profesionales, hemos contado con la veterana firma de Ingeniería COTISA, que ha trabajado conjuntamente con nuestro equipo de Finca Montesqueiro, en la búsqueda de soluciones para alcanzar los estándares más altos en materia de eficiencia energética y preservación del medioambiente.

 Finca Montesqueiro no solo cumple las exigencias que pedirá Europa a la edificación en el año 2020 sino que las ha superado ampliamente, siendo un edificio adelantado a su tiempo en esta disciplina, adoptando una actitud activa y responsable frente al consumo de energía.

Actualmente el sector de la edificación representa el 40% del consumo energético primario (energía procedente de fuentes no renovables). En Europa existe un compromiso de reducir el consumo de energía primaria en un 20% para el año 2020. El objetivo 20-20-20 pretende:

  • Reducir un 20% el uso de energía primaria.
  • Reducir un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Aumentar en un 20% el uso de las energías renovables.

En la concepción de Finca Montesqueiro se han tenido muy presentes estos objetivos establecidos por Europa. Tanto en la fase de proyecto, como durante toda la ejecución de la obra, obtener estos objetivos supuso un gran esfuerzo, para el que fue necesario involucrar a todos los agentes de obra. La actuación para reducir los consumos y mejorar la eficiencia energética fue global y se centró tanto en el propio edificio como en su exterior.

A continuación exponemos un resumen de las medidas adoptadas en Finca Montesqueiro sobre eficiencia energética y preservación del medioambiente:

Electricidad e iluminación:

Los mayores consumos en este tipo de edificios se centran en la iluminación, climatización y aparatos de cocina, se han realizado intervenciones a los tres campos, siendo estos los siguientes:

  • En la cocina los aparatos de mayor consumo eléctricos previstos inicialmente se pasaron a gas natural.
  • En climatización se instaló un sistema refrigerante variable que consigue que las máquinas arranquen secuencialmente según la demanda, disminuyendo mucho el consumo.
  • En alumbrado se ha diseñado prácticamente con led en el 100% del edificio, usando para ello, en algunos casos, lámparas de 1 watio.
  • La luz natural ha tenido una gran importancia en el diseño, contando los salones con grandes ventanales, incluso en una de las áreas el techo es íntegramente de cristal. Con esta intervención se consigue un gran ahorro en los consumos eléctricos.

La suma de estos tres efectos consiguió bajar la potencia consumida del edificio prevista en las estimaciones iniciales de 380 KW a 160 Kw, suponiendo un ahorro del consumo eléctrico global del edificio del 58% sobre el previsto inicialmente.

Fontanería y ACS:

La normativa en vigor en esta materia obliga a que un 30% del agua caliente consumida en el edificio provenga de fuentes de energía renovable. Es decir, paneles solares, geotermia o biomasa. Este edificio  ha sido muy innovador en este sentido y no ha recurrido a ninguna de las alternativas propuestas, sino que al tener en la parte de cocinas, tres cámaras frigoríficas soltando calor en la parte de los compresores se ha aprovechado dicho calor, instalando un intercambiador de placas capaz de recuperarlo y utilizarlo para calentar el agua.

De esta forma un calor que se pierde en la mayoría de los casos, en este edificio se recupera íntegramente incorporado a la producción de ACS.

Climatización:          

La instalación de climatización con la que cuenta este edifico a parte de mantener unos niveles de confort óptimo es muy eficiente. De funcionamiento eléctrico y sistema por refrigerante variable presenta un cop de 4, es decir de cada KW eléctrico consumido produce 4 de frío o calor. También dispone de recuperadores de calor que extrae el calor del aire que sale al exterior, reduciendo con ello el consumo eléctrico e incrementando la eficiencia de la instalación al tiempo que se contribuye a la preservación del medio ambiente, al reducir los consumos eléctricos del edificio.

Preservación Medioambiental:

La preservación del Medioambiente es una prioridad para Finca Montesqueiro, es por ello que para ampliar este objetivo se adoptaron las siguientes medidas:

Vertidos: El edificio tiene un sistema de depuración de vertidos propios, con lo que cuando llegan a la red de saneamiento municipal son totalmente inocuos. De nuevo Montesqueiro contribuye al preservar su entorno.

Contaminación Acústica: Al edificio se le ha dotado del mejor aislamiento posible alcanzándose una clasificación A en esta disciplina, los elementos susceptibles de producir ruido han sido tratados con los mejores aislamientos para atenuarlos en su totalidad.

Consumo de agua: La finca cuenta con un precioso jardín que constituye uno de sus grandes atractivos, y en el que pueden apreciarse árboles y plantas de gran belleza. Su mantenimiento exhaustivo requiere el riego diario. Para minimizar el consumo de agua a la hora de atender esta necesidad, se ha decidido usar los recursos naturales de la propia finca, usando para ello un pozo propio.

Con esta medida, uno de los mayores consumos de agua de red previstos inicialmente se ha eliminado. Un ejemplo más de cómo Finca Montesqueiro contribuye a la preservación del medio ambiente, aprovechando los recursos naturales a su alcance, contribuyendo con ello a la conservación de los recursos y disminuyendo los consumos de energía.

Clasificación energética del edificio

Por todo lo expuesto anteriormente y debido a la excelente calidad de su construcción y acabados el edificio ha sido clasificado como tipo B a nivel de eficiencia energética por el programa cálener, en su escala que abarca de la G a la A, siendo G la clasificación menos eficiente.

Compensación del CO2 emitido.

Los edificios en su actividad diaria consumen energía. La energía consumida se asimila a la emisión de CO2  a la atmósfera. Es por ello que en función de la energía consumida los edificios emiten más o menos. Las cantidades de CO2 emitidas por Finca Montesqueiro son de 62,7 Kg CO2/m2 año.

El CO2 es el gas de efecto invernadero que tiene mayor presencia en la atmósfera. Las plantas y árboles, mediante el proceso de fotosíntesis transforman el CO2 de su entorno en oxígeno O2.

Estudios recientes indican que los árboles grandes son capaces de transformar 90 Kg. de CO2 al año, los medianos 1 Kg. y las plantas 0,05 Kg.

Dada la gran cantidad de árboles y planta con la que se ha provisto la finca, las emisiones de CO2 se ven reducidas ampliamente.

En resumen, con las medidas de eficiencia energética adoptadas por Finca Montesqueiro, no solo se han conseguido los objetivos en esta materia fijada por la Unión Europea para el año 2020, sino que se han superado muy ampliamente.

Sin duda Finca Montesqueiro satisface los requerimientos más exigentes tanto en materia de eficiencia energética como en calidad medioambiental, adelantándose a las exigencias futuras y cumpliéndolas ya en el presente, siendo un referente a su sector, al tiempo que contribuye a marcar y definir con su ejemplo el camino que deberán seguir los edificios en un futuro

Es por ello que estamos muy satisfechos de nuestro trabajo y seguiremos trabajando para mantener y mejorar si cabe nuestro compromiso con la eficiencia energética y el medioambiente.